Posts tagged ‘papel profesor’

12/04/2008

Clases de apoyo.

por Maribel González Martínez

(Pensamientos)

Mis clases no tienen nada que ven con este entorno, más bien con el salón de casa.

Mis clases no tienen nada que ven con este entorno, más bien con el salón de casa.

Normalmente escribiría sobre lo que ha pasado en una clase de este tipo -está en vías de salir a la luz-, pero hoy tengo la necesidad de describir mi tarea como profesora de apoyo de ELS. Aunque pueda parecer obvio mi trabajo es ayudar a mis alumnos con las asignaturas en las que se encuentran estancados o cuando necesitan aprobar un examen y no sólo con lengua y literatura castellana. Por esta razón, un día puede que tenga que ayudar con biología y geología y otro, con lengua y literatura castellanas o con Geografía e historia. Por lo general, la problemática viene dada por la falta de comprensión de lo expuesto en el manual.

Generalmente no sé qué me va a tocar el día que voy a dar la clase; aunque dependiendo del alumno puedo intuir más o menos con qué materia me va a tocar lidiar. La cuestión es que, a veces, me gustaría poder escribirle una nota al profesor de la asignatura para que me explicase cuáles son los problemas que tiene la criatura a la que ayudo con el fin de poder hacer mejor mi trabajo. Siempre tengo dudas, ¿el alumno tiene problemas con el vocabulario? ¿no comprende bien lo que lee? ¿No redacta correctamente de acuerdo a su nivel? ¿El problema es que no estudia?. Sobre todo, me gustaría saber qué criterios está siguiendo el profesor titular para evaluar a estos alumnos. Vamos, que me encantaría poder establecer una comunicación donde hubiera un intercambio de información sobre qué hace el profesor y qué hago yo. (la única referencia de lo que ocurre en clase o de lo que hace el enseñante es a través de mis alumnos).

Creo que el mantener una comunicación de este tipo nos facilitaría mucho la labor a ambos. Al menos, yo tendría más claro qué frente debemos atacar con más ahínco. También me sería muy útil saber cómo explica el/la profesor/a de lengua castellana los contenidos porque, a lo mejor, yo le ofrezco otra visión a mi alumna que choca con lo expuesto en clase y le estoy creando un problema.

¿Por qué no escribo una nota para el profesor o la profesora? Porque tengo la sensación de que se lo tomaría como una intromisión y eso que no estoy hablando de dirigirme al docente del centro para criticar, si no para colaborar. Muchos de los profesores de mis alumnos saben que existo porque al finalizar la evaluación les dejan a los alumnos notas referentes a las clases de español (en realidad, no son clases de ELE como suele entenderlas un profesor de idiomas, son algo diferentes), aunque son comentarios muy genéricos: “Sigue con tus clases de español porque estás mejorando” y cosas así. Siempre que las leo, pienso: ¿En qué está mejorando? ¿En el aspecto comunicativo? ¿En el aspecto académico? ¿Ha mejorado el uso de las destrezas? …

Anuncios
09/29/2008

Clases individuales.

por Maribel González Martínez

Recuerdo cuando hace un par de años cambié mis clases de ELE a grupos reducidos (máximo 6 personas) por clases a grandes grupos (25 personas) y sentí un poco de vértigo. Inmediatamente me asaltaron dudas: ¿Cómo gestionar un grupo tan grande? ¿Cómo conseguir que todo el mundo esté a gusto en clase? ¿Qué dinámicas utilizar? … Éstas y otras preguntas me rondaban siempre la cabeza.

Ni qué decir tiene que el cambio supuso un proceso de aprendizaje relacionado con la gestión de la clase. ¿Por qué esta diferencia? Porque en los grupos muy reducidos solía trabajar todo el grupo o en parejas, no había más opciones. Sin embargo, en los macrogrupos la dinámica cambia porque las posibilidades de agrupación eran mayores. En cualquier caso, por el camino no sólo aprendí a organizar la clase de otra forma e intenté probar cosas diferentes; si no que también ensayé nuevas maneras de presentar la gramática, el vocabulario, etc.

La cuestión es que hace ya un tiempo que mis clases ya no están formadas por grupos, ya que el número de alumnos es de uno o dos como máximo. Esto, evidentemente, exige un replanteamiento del esquema mental relacionado con el funcionamiento de clase: cantidad de tiempo a dedicar (no son lo mismo 10 minutos en una clase individual que en un grupo), el tipo de actividades, mi papel (no es el mismo). Por ejemplo, en las clases con una sola persona tengo que convertirme en la compañera para poder resolver algunos de los ejercicios que planeo: vacío de información, por ejemplo.

Estas clases suelen ser muy intensas y muchas veces cuando termino tengo la sensación de que he preguntado demasiado o que, de una forma u otra, termino llevando todo el peso o que no ha funcionado. A veces, me sorprendo cambiando el plan de clase en el último momento atendiendo a una sensación de última hora. Sospecho que el problema está en el planteamiento, no es fácil convertir al alumno en fuente directa de información como propone Woodward porque no todo el mundo está dispuesto a ello. (¿Estoy yo dispuesta a convertirme en fuente de información?).

Tengo que aplicarme y coger notas sobre mis sensaciones en estas clases.

PS: Este tipo de lecciones son distintas a las individuales que imparto para alumnos de L2 porque, claro está, éstos necesitan apoyo académico, ya que a nivel comunicativo ya están funcionando.

PS: Hará cosa de un año ya dediqué un post a las clases con un solo alumno y lo había olvidado. En él recojo las características de las clases y el perfil de los alumnos; aunque siguen apareciendo las mismas cuestiones.