Archive for mayo, 2008

05/27/2008

Una muestra más…

por Maribel González Martínez

He añadido a mi biblioteca personal la memoria de Manuel Rastrero Ruiz, El portafolio reflexivo como herramienta para la práctica reflexiva. Un estudio de caso, publicada en la biblioteca de RedELE nº 9, 2008. El estudio de caso es este portafolio en el que escribo. Ha sido una lectura interesante –merece que le dé otro vistazo– y de la que he aprendido porque siempre aprende una de las cosas que tienen que decir los demás sobre el trabajo de una. Siempre merece la pena echar un vistazo, leer o escuchar cómo ven otros tu forma de trabajo. Además, creo que es un trabajo excelente.

Para finalizar, quiero aprovechar este post para darle las gracias a Manuel que me embarcó en esta aventura de la que tantos beneficios estoy sacando.

Anuncios
Etiquetas:
05/27/2008

Siempre repasando…

por Maribel González Martínez

Esta mañana he leído en el último post de Iñaki, Ibilbidea, que iba a realizar cambios en el blog. Yo lo miro y lo remiro porque, siendo una herramienta de trabajo tan imporante para mí, ando siempre buscando el modo de optimizarlo lo más posible. Aunque, en este ir y venir me ayuda mucho mi colaboración en el Cuaderno Intercultural donde estoy aprendiendo mucho. El caso es que el otro día buscando cómo organizar la información del blog encontré esto: Nosolousabilidad, es una revista donde se publican cuestiones relacionadas con la web 2.0, la usabilidad de estas herramientas, etc.

Evidentemente este post no tiene una relación directa con las cosas de clase o la reflexión en la acción, pero sí tiene que ver con la gestión de esta herramienta; el blog. Antes me limitaba a escribir; después, me di cuenta de que la cantidad de información era de cierto volumen y, por tanto, había que clasificarla. (Es muy fastidioso no poder recuperar la información que necesitas cuando la necesitas; además, ¿de qué sirve trabajar con una herramienta de este tipo si sigues actuando como si fuera papel impreso?; a continuación, me he dado cuenta que tampoco basta con clasificarla, sino que, además, tengo que ir creando caminos para interrelacionarla. En resumen, que la utilización de esta herramienta te lleva a crear una forma de pensar diferente o, quizá, no sea una forma distinta de pensamiento; sino de forma de trabajo diferente. Lo importante es que planteo todo esto porque está representando un proceso de aprendizaje donde está primando la experimentación. Parto de la curiosidad por algo, me informo y después lo pongo en práctica.

Ahora a seguir con otras cosas… (recategorizaciones, preparación de clases, reflexiones, etc.)

Crédito: www.flickr.com/photos/85265584@N00/65065393

 

05/19/2008

Analizando programaciones y reflexionando (I).

por Maribel González Martínez

En ¡Marchando otra de programaciones! enlacé un documento donde aparecía una relación de las actividades que había programado para un curso de 15 horas que tuve que impartir ahora hará un año. Este documento era un intento de dejar por escrito el itinerario que mentalmente me había marcado para trabajar en las clases. No aparecen objetivos, ni funciones, ni hago mención a ninguna otra cosa que no sean actividades. Ese era uno de mis problemas a la hora de programar porque concebía el tiempo de la clase como un recipiente que tenía que llenar de actividades. Es decir, lo prioritario en ese momento era llenar sesenta minutos de clase con una serie de actividades que se ajustaran al tema que estábamos viendo. De ahí que, en un principio no me planteara nada más que esto: ¿Qué actividades hago hoy en clase? ¿Cuántas actividades puedo hacer en clase? Era algo que me preocupaba mucho. No me planteaba cómo habían de ser esas actividades; eso vino después, sólo pensaba en que tenía que preparar las suficientes actividades para cubrir el tiempo de clase estimado: una hora y media o dos.

Con el tiempo, los problemas referentes a la programación han ido evolucionando. Me di cuenta de que hacer listas de actividades y no programaciones no te lleva a ningún sitio. Digo hacer listas de actividades porque; aunque las actividades tenían relación entre sí y tenían una finalidad, yo no la tenía en mente cuando hacía los programas porque por encima de todo estaba la cuestión del tiempo. El hecho de adoptar las propuestas de Woodward (2001) para planificar una clase a través de una plantilla donde la clase se estructura en pequeños segmentos de tiempo y el haberme acostumbrado a anotar información como: la fecha, la hora, el tema, los objetivos para la clase, etc., me han ayudado a tomar mayor conciencia de la estructura de la clase. Al no tener tantos problemas con la distribución temporal, han ido surgiendo nuevos “obstáculos” a salvar.

Continuará…

Crédito: unas imágenes de mis programaciones a mano. Ahora son en soporte informático.

05/13/2008

¡Marchando otra de programaciones!

por Maribel González Martínez

Llevo algún tiempo tratando de poner un poco más de orden en los materiales, las programaciones, las actividades, etc, por eso empecé a escribir en el google docs -podía haberlo hecho en el word, pero elegí el google docs-. El caso es que ando tratando de reunir todas las piezas que tengo por ahí repartidas para ir formando itinerarios coherentes que seguir en lo sucesivo. Como ya dije en Para ahorrar tiempo y papel estoy organizándome mejor todas las notas, ejercicios, actividades, etc., que genero.  Es verdad que en otras ocasiones a la finalización de algunos cursos que he dado he recogido toda la información y las programaciones de aula que había realizado y las puse por escrito: Cursos de 15. En esa ocasión, se trataba de dar parte de lo que había estado haciendo (tampoco era exactamente una programación). Sin embargo, ahora, me tengo que rendir cuentas a mí misma. Quizá, por esta razón lo había ido dejando -¡Gran error por mi parte!- y no había estructurado convenientemente mi trabajo. En mi caso -personalizo porque no trabajo en ninguna institución- tengo un continuo ir y venir de alumnos. La cuestión es que después de estar un año trabajando así, me he dado cuenta de que cada vez que empiezo con un grupo nuevo tengo un itinerario mental; pero nada escrito a lo que agarrarme y de ahí que tenga la costumbre de programar un misma sesión. La pregunta es: ¿es importante cambiar esta situación? Sí, es muy importante tener un itinerario escrito a seguir  para saber en qué lugar te encuentras y no perderte. Es necesario poder ver el camino andado tanto si echas la vista atrás como si miras hacia delante. Además, te deja tiempo para dedicarte a realizar otras posibles actividades extra centradas en temas que les puedan interesar a los alumnos.

He optado -no creo que sea nada novedoso, pero sí muy útil para mí porque me sirve para estudiar- por ir escribiendo todos los temas que trabajo con mis alumnos y los contenidos relacionados con los primeros. También les he asociado las funciones y los objetivos para tenerlo todo más claro todavía. También he descubierto algunas cosas que tengo que corregir. En definitiva, sigo en el camino de la “investigación” de mi trabajo con el fin de mejorarlo.

05/09/2008

Un continuo ir y venir.

por Maribel González Martínez

Ir y venirEste camino reflexivo es un continuo ir y venir. Es un constante hacer y deshacer camino para llegar a donde quieres. O, quizá, se trate de ir tomando diferentes caminos, sendas y vías que se te van presentado paara volver una y otra vez al camino principal con lo que te hayas encontrado durante el viaje. El caso es que hace  meses me propuse averiguar cómo y en base a qué programaba. Ahora, tengo que ver por qué en algunas ocasiones no cumplo con toda la programación que elaboro. (Eso ya estaba en mis planes originales pero creo que finalmente tomaron otros derroteros). Es decir, ¿Programo demasiados ejercicios para una sola sesión o son suficientes y me pierdo en otras cosas? ¿En qué cosas se van la mayor parte del tiempo en la clase?  Este problema me ha vuelto a asaltar cuando al hacer las programaciones de la semana y revisar las anteriores, me doy cuenta de que he programado muchas actividades que no he realizado. Supongo que ha llegado el momento de revisar otra vez el temas de las programaciones para ver cuál ha sido la evolución. Para eso me he dado una vuelta por el blog, otra vez, e intentado reunir todos los post que escribí sobre el tema bajo la etiqueta de Programación de aula. Por otro lado tengo unas programaciones de muestra en la sección Muestras:diarios de clase e informes de clase.

Por cierto, una cosa de la que he sido consciente últimamente es que he reducido considerablemente el tiempo que dedico a preparar las clases; no porque no las prepare, sino porque me resulta mucho más fácil. (Sé que no descubro las Amércias con esto, pero es algo importante para mí porque significa que he avanzado de algún modo).

PD: Esto de releer lo que escribí hace meses es un ejercicio extraño y a partir del cual puedo notar la evolución, al menos de pensamiento.

Crédito: http://www.flickr.com/photos/77422674@N00/513445413