Posts tagged ‘estrategias aprendizaje’

04/02/2009

Ampliar vocabulario.

por Maribel González Martínez

Mientras consigo o no llevar el vídeo a clase y escribir el informe correspondiente sobre el funcionamiento de la actividad, voy a escribir sobre la detección de una necesidad en mis alumnos de las clases de apoyo. Hace un mes escribí un pequeño post sobre las diferentes estrategias que yo utilizaba para aprender vocabulario como estudiante de lenguas extranjeras. Sin embargo, no he elaborado una idea sobre el aprendizaje-ampliación de vocabulario en mi lengua materna. La cuestión es que ahora tengo que diseñar una estrategia para que mis alumnos de EL2 amplíen su vocabulario y para ello voy a echar mano de mis creencias y experiencias.

Esta idea surgió a raíz de la resolución de unos ejercicios de ortografía en los que se planteaba el uso de m y n en palabras como: indemne, damnificar, columna, … En el transcurso del ejercicio me vinieron a la cabeza varias cuestiones provenientes de las respuestas a las preguntas que le hacía a mi alumna:

Antecedentes: El enunciado del ejercicio nos proponía que creáramos una familia de palabras (es un ejercicio común) a partir de la palabra dada. El objetivo es concienciar al alumno de que todas las palabras pertenecientes a una misma familia se escriben de la misma forma. ¿Qué se requiere para hacer este ejercicio? En principio, saber buscar en el diccionario; conocer el significado de la palabra,…

– ¿Qué tipo de palabra puede ser indemne: un verbo, un adjetivo, una preposición, un adverbio, una interjección, un sustantivo, un pronombre, una conjunción o un determinante?

– No sé…

Probablemente no tenía por qué saber que indemne es un adjetivo, menos aún si tenemos en cuenta que no sabía su significado. ¿Por qué hice esta pregunta entonces? Pues, creo que la respuesta está en mi experiencia como estudiante de segundas lenguas cuyo enfoque didáctico estaba basado en la gramática-traducción. Gracias a este enfoque era capaz de distinguir por la forma ante qué tipo de palabra me encontraba. ¿Ventajas? Te permite encontrar rápidamente en los textos los verbos, sus complementos, los sujetos… Era una habilidad muy útil para hacer las traducciones. Por otro lado, con la práctica te permite asociar palabras a su familia y no tener que buscar tanto en el diccionario.

Otro problema que se plantea en este tipo de ejercicios es el significado de las palabras ya que, el objetivo principal es trabajar la forma de la palabra el significado para a un segundo plano. La cuestión es que, aunque el alumno aprenda que damnificar se escribe con mn, no servirá de mucho si la cosa queda ahí y no se hace uso de la palabra dentro de su contexto. De hecho, lo primero que le comenté a mi alumna es que todas esas palabras estaban relacionadas con accidentes, catástrofes sobrenaturales y que se usan mucho cuando se habla de estos temas en la prensa. Confieso que me quedé en eso, pero lo más aconsejable -creo- hubiera sido proponerle algún ejercicio rellena huecos, por ejemplo, donde en función del significado y la forma de la palabra hubiera tenido que usar las palabras en cuestión. Asimismo, otro ejercicio a proponer es que el alumno cree oraciones utilizando las palabras cuya ortografía está aprendiendo para que se queden mejor ancladas en su memoria.

Por último, me queda reseñar que debería plantear ejercicios de creación de campos léxicos y el trabajo con sinónimos y antónimos para ampliar el vocabulario. Ahora sólo resta ponerse manos a la obra.

Bookmark and Share

Anuncios
02/10/2009

Y tú, ¿Qué haces para recordar palabras?

por Maribel González Martínez

Esta es la pregunta que me han hecho hoy mis alumnos. Reconozco que he tenido que retrotraerme en el tiempo porque hace bastante que no estudio una lengua extranjera (es una costumbre que he de recurperar, por lo menos tengo que reactivar algunos conocimientos que se están oxidando…). La cuestión es que pensando en lo que solía hacer me han surgido estas estrategias:

  • Escribía fichas en las que apuntaba la palabra y su plural, así como su significado. A esto le añadía un frase de mi propia cosecha y algunos ejemplos que encontraba en textos que iba leyendo.
  • Elegía un tema y escribía todas las palabras que podía relacionar con él.
  • También tenía una tabla donde clasificaba las palabras en función de su morfología.
  • Intentaba relacionar la palabra con su familia.
  • Escogía artículos de periódico o textos para familiarizarme con las palabras que quería aprender.
  • Escribía los pares contrarios.
  • Hacía traducciones de textos.
  • Ni qué decir tiene que tuve que hacer muchos ejercicios memorísticos.

Creo que esto es todo lo que hacía, como se puede ver muchas de estas estrategias están relacionadas con mi formación académica y son difícilmente trasnmitibles a mis alumnos. Además, tengo la sensación de que muchas de estas estrategias están muy relacionas con el método gramática-traducción de enseñanza de idiomas.

Probablemente me hubiera ayudado mucho que los profesores me hubiesen enseñado alguna técnica de aprendizaje de vocabulario como: tarjetas de memoria, asociación de imágenes y palabras, mapas mentales o ejercicios donde escribir la palabra correcta en función del contexto, etc. Lo que está muy claro es que para aprender hay recordar y sobre todo ejercitar porque cuantas más veces te veas expuesta a una palabra en diversos contextos mayores serán tus posibilidades de aprenderla.

*(Esto me da pie a unas reflexiones que tengo pendientes sobre el desarrollo de las estrategias por parte de los estudiantes y su relación con la configuración del aprendizaje en el ámbito académico).

Bookmark and Share