Un continuo ir y venir.

por Maribel González Martínez

Ir y venirEste camino reflexivo es un continuo ir y venir. Es un constante hacer y deshacer camino para llegar a donde quieres. O, quizá, se trate de ir tomando diferentes caminos, sendas y vías que se te van presentado paara volver una y otra vez al camino principal con lo que te hayas encontrado durante el viaje. El caso es que hace  meses me propuse averiguar cómo y en base a qué programaba. Ahora, tengo que ver por qué en algunas ocasiones no cumplo con toda la programación que elaboro. (Eso ya estaba en mis planes originales pero creo que finalmente tomaron otros derroteros). Es decir, ¿Programo demasiados ejercicios para una sola sesión o son suficientes y me pierdo en otras cosas? ¿En qué cosas se van la mayor parte del tiempo en la clase?  Este problema me ha vuelto a asaltar cuando al hacer las programaciones de la semana y revisar las anteriores, me doy cuenta de que he programado muchas actividades que no he realizado. Supongo que ha llegado el momento de revisar otra vez el temas de las programaciones para ver cuál ha sido la evolución. Para eso me he dado una vuelta por el blog, otra vez, e intentado reunir todos los post que escribí sobre el tema bajo la etiqueta de Programación de aula. Por otro lado tengo unas programaciones de muestra en la sección Muestras:diarios de clase e informes de clase.

Por cierto, una cosa de la que he sido consciente últimamente es que he reducido considerablemente el tiempo que dedico a preparar las clases; no porque no las prepare, sino porque me resulta mucho más fácil. (Sé que no descubro las Amércias con esto, pero es algo importante para mí porque significa que he avanzado de algún modo).

PD: Esto de releer lo que escribí hace meses es un ejercicio extraño y a partir del cual puedo notar la evolución, al menos de pensamiento.

Crédito: http://www.flickr.com/photos/77422674@N00/513445413
Anuncios

4 Responses to “Un continuo ir y venir.”

  1. Estoy de acuerdo contigo, la reflexión ha de acompañar a todo el proceso docente, y creo que tú lo estás haciendo muy bien. Hasta ahora, el tuyo es el mejor ejemplo de reflexión profesoral que he encontrado en internet, sinceramente.

    En cuanto a lo que comentas de tu evolución, creo que percibes tan claramente este cambio en tus prácticas y pensamiento porque lo registras en tu blog y esto te permite mirar al pasado de forma más objetiva. Para algo tiene que servir todo este curro que te pegas, ¿no?

    Jo, y que envidia me da eso de que la programación te salga cada vez más rápidamente… Yo las he pasado canutas para programar mis veinte horas de prácticas; eso sí, ha merecido la pena el esfuerzo realizado.

    Un abrazo, Maribel, y sigue así 😉

  2. Pues, sí, la verdad es que esto de poder guardar por escrito todo lo que uno piensa te da la posibilidad de revisar lo que se le ha pasado por la cabeza y compararlo con lo que piensa ahora es un buen ejercicio. Aunque a veces no es fácil releerse a uno mismo; da un poco de no sé qué. En fin, es una forma fantástica de aprender.

    No te preocupes Iñaki porque con el tiempo se gana en rapidez 🙂 .

    Un abrazo, Iñaki, y gracias por los comentarios. Por cierto, en esto de la reflexión me siento muy identificada contigo 🙂 .

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: