Lo que más me cuesta enseñar en clase.

por Maribel González Martínez

idiomasAsí se titula el último post de José Ramón, JramónELE, y en el nos propone a los profesores de ELE que contemos algo que tenemos dificultad para transmitir en nuestras clases. Me ha parecido muy curiosa la anécdota del garbanzo porque, francamente, nunca me había pasado.

¿Qué es lo que más dificultad presenta en las clases? Es una respuesta difícil de dar porque en las clases se presentan las mil y una situaciones y en función del alumno te puedes encontrar en algún que otro aprieto para responder. En este momento recuerdo un alumno inglés que no entendía el porqué del masculino y el femenino en español.  Tanto es así que llegó a preguntarme porqué el huevo es de género masculino si lo pone una gallina que es de género femenino. Curioso, ¿no? La verdad, no supe qué contestar…

Difícil es explicar el uso que hacemos de los pasados. La mayoría se preguntan por qué los españoles nos complicamos la vida utilizando tantos pasados diferentes, pero es una cuestión de matiz, de percepción del paso del tiempo y de subjetividad. Es difícil hacer ver esto de forma sencilla  puesto que no se trata únicamente de cambiar la forma del verbo, si no de hacer comprender la percepción temporal que hay detrás de ello. Lo mismo ocurre con la diferencia entre ser y estar, ¿verdad? Esos verbos que nos traen por la calle de la amargura: que si estados transitorios, que si estados definitivos, que si características de un objeto, etc. Otro clásico es la explicación/entendimiento del subjuntivo que no trae pocos dolores de cabeza a profesores y alumnos.

Difícil siempre que se enseña/aprende una lengua es aprender el vocabulario porque la traducción directa no suele funcionar bien (unas veces sí, otras veces no). La mayoría de veces hay que buscar equivalencias. En este sentido, creo que las expresiones y frases hechas tienen su complicación a la hora de aprenderse/enseñarse, sobre todo, porque no queda muy claro qué hay detrás de las metáforas que encierran. Por eso es de agradecer trabajos como el de Miguel Ángel García Guerra y su manual de modismos. ¿Por qué unas palabras se usan acompañadas de unas y no de otras? Por ejemplo, la posición del adjetivo en español es una pesadilla para algunos de mis alumnos ingleses que una vez que se han acostumbrado a ponerlo detrás del sustantivo descubren que también puede ir delante del mismo.

¡Ah! Evidentemente, ¿cómo le explicas a alguien la existencia de cosas que no hay en su entorno? Por ejemplo, la palabra fiambre, en su acepción de comida, entraña sus dificultades y todo lo que entra en la categoría de embutido: chorizos, morcillas, etc. Confieso que a veces recurro a comparar la morcilla con el blackpudding, pero, claro, me temo que no es exactamente lo mismo… (Aunque, no puedo culparles porque en mis viajes por Túnez y Marruecos he tenido oportunidad de comer merguez que no tiene el mismo sabor que pueda tener una salchicha española). También ocurre que, a pesar de que puedas explicar qué son unos callos o que el arroz típico de tu pueblo es con conejo y caracoles, se pueda entender por qué comemos estas cosas.

En fin, hay muchos aspectos que nos resultan difíciles de enseñar/aprender del español o de otras lenguas y las dificultades varían en función de la lengua materna y la cultura de referencia de los alumnos. Por el momento no se me ocurre nada más, pero prometo que si recuerdo algo más en este sentido os lo haré saber… Y a vosotros ¿qué os resulta más complicado enseñar/aprender?

PD: Acabo de recordar que un día estornudó un alumno irlandés y le dije: Jesús (a lo mejor está anticuado, pero es lo que suelo decir cuando se estornuda) y con una expresión de “uyuyuyquéhasdicho” me comentó que era imposible decir eso en Irlanda. ¡Oh! Era una blasfemia tremenda…(no es fácil entender que siempre tengamos a Dios en la boca). Así, ésta es otra de las cuestiones que suele presentar dificultades, los formalismos y las formas de comportamiento que también debemos enseñar, puesto que representan tener que realizar cambios en nuestra forma de actuar con los demás si no queremos ser mal interpretados.

Siento que la posdata sea tan larga pero acabo de recordar lo difícil que se hace explicar la gramática sin recurrir a terminología gramatical. Pasamos tantos años dándole vueltas a la gramática, haciendo análisis sintácticos y clasificando palabras que se nos olvida que en otros países puede que no aprendan su L1 de la misma forma (es el mal filológico). Cuesta muchísimo romper esa barrera, la verdad.

La imagen es de Markus Koljonen

Anuncios

17 comentarios to “Lo que más me cuesta enseñar en clase.”

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo,pero creo que no debe preocuparnos que se extrañen que en su país al estornudar no digan “Jesús”.Suelo decirles que si estudiara su idioma me pasaría igual con sus expresiones.Una alumna búlgara siempre que le preguntaba me decía “no” con la cabeza.Intenté averiguar el motivo y me contó que en su país es al contrario;que si dicen no, es si y viceversa.
    Gracias por vuestros comentarios y saludos.

    • Sí, los gestos son otra de las cosas que puede causar mucha extrañeza cuando aprendes/enseñas una lengua. Imagino cómo tiene que romper los esquemas que alguien utilice el mismo gesto que usamos en estos lares para decir no con el significado de sí. Desconcertante. Gracias por pasarte por aquí.

  2. Yo creo que lo primero es partir de que aprender otra lengua es algo imposible para un no nativo. Esto significa dejarse de venderles la moto (algo muy frecuente en esta profesión), usar mucho más el “no lo sé”, y que tanto profesores como estudiantes (que somos lo mismo) acepten que hay cosas que nunca van a entender y que nunca van a aprender. A partir de ahí, lo que sea.

  3. Pues, sí… A veces, parece que tenemos que tener explicación para todo y que nunca se puede decir “no lo sé” cuando en realidad no es así. Yo últimamente he optado por no calentarme la cabeza con algunas cosas y no calentársela a mis alumnos. Ya irán viendo las diferencias poco a poco a medida que lo vayan usando, que se vean en distintas situaciones, etc. En definitiva, que le damos muchas vueltas a la cabeza con explicaciones que en muchas ocasiones no ayudan nada, incluso puede que entorpezcan.

    Es verdad que cuanto aceptes, como alumno o como profesor de idiomas, que no lo vas a entender todo o que no puedes explicarlo todo y que hay cosas que escapan a tu control, mejor que mejor.

  4. Estoy completamente de acuerdo con los dos, Maribel y Emilio. Al principio, me aterraba no tener respuesta para todas las preguntas de mis alumnos. Ahora, me lo tomo con más calma. Responder “no lo sé” o “lo miro mañana” o, mejor aún, “vamos a buscarlo ahora mismo entre todos en internet”, no quita autoridad a un profesor, es más, yo creo que lo acerca a sus alumnos y, en cierto modo, les ayuda.

  5. Me parecen muy interesante tanto el artículo como los comentarios. Es evidente que una lengua es la expresión de una cultura, entendida como visión del mundo y de la realidad; pero no hay el riesgo que se nos acuse a los docentes de “etnocentristas”?

    Os recomiendo las entradas sobre competencia intercultural del profesor de la UAB:
    http://enricserrabloc.blogspot.com/search/label/compet%C3%A8ncia_intercultural

    • Hola Jaume:

      ¿Por qué han de acursarnos de etnocentristas? Sabemos que cada cultura tiene sus características propias, que no somos iguales en nuestras manifestaciones pero no por ello pensamos que seamos mejores; eso sería etnocentrismo. Simplemente, sabemos que somos diferentes y que vemos el mundo desde un prisma distinto. Es algo inevitable, pero eso no significa que tenga que aceptarlo todo porque eso sería convertirnos en relativistas culturales y tampoco es la cuestión.

      Creo que planteas un tema muy interesante y es cierto que los profesores debemos desarrollar nuestra competencia intercultural y la de nuestros alumnos(a mí particularmente la interculturalidad es un tema que me interesa muchísimo), al fin y al cabo, es una cuestión básica para comunicarnos con personas que pertencen a otras culturas.

      Muchas gracias por el enlace que me has dejado. Por mi parte, puedo recomendarte que le eches un vistazo al estupendo post que escribió sobre este tema mi compañero en el Cuaderno, Guillermo, http://www.cuadernointercultural.com/el-desarrollo-de-la-competencia-intercultural/
      y las notas de Jramón ELE porque son muy interesantes: http://jramonele.tumblr.com/.

      Muchas gracias otra vez por lanzar esta pregunta 🙂

  6. Maribel,

    Al contrario, soy yo quien te tiene que dar las gracias. Primero porque es un blog excelente. en segundo lugar, por tu aclaración.

    No pretendía polemizar sino es lo que me ha venido a la mente mientras leía tu artículo y los comentarios. Tal vez es la paranoia de ser profesor de L2 cooficial.

    La innovación y experimentación es el motor de mi trayectoria profesional. Hace un par de años que intenté orientar e impulsar la autonomía de aprendizaje en mis grupos. Me asesoré sobre aprendizaje cooperativo y caí del caballo, como san Pablo. Pero también me entró un pánico atroz al revisar mis tareas como docente. ¿Qué demonios pintaba en el aula si ellos se lo guisaban y se lo comían? Cuesta tambien desprenderse del concepto de “autoridad”. Antes también pasé por la angustia de confesar: “pues no lo sé.”

    Finalment, gracias por los enlaces. Intentaré consultarlos.

    Un abrazo

  7. Jaume, está muy bien lo de las “polémicas” o el intercambio de diferentes puntos de vistas, así que siempre son bienvenidos porque cuando dices: “me parece todo fantástico” no se puede avanzar mucho más.

    Además, mientras haya dudas y preguntas sin resolver podremos seguir avanzando. El problema es cuando creemos que ya está todo hecho, ¿no?

    Un abrazo

  8. No te creas, que a veces cuando encuentras maravillas tambien ayudan a avanzar.
    Y no es “peloteo 2.0”

  9. Hola Maribelele, me está encantando conocer tu blog, voy a intentar seguirte y si de vez en cuando puedo aportar alguna idea lo haré con mucho gusto (claro, si mi retoño me deja tiempo para ello). Muchas gracias por tu reflexiones y todo el curro que estás echando en esto.

    Saludos.

    Javier, profe de español.

  10. Enhorabuena por tu blog, ¿te gustaría que pusiera un enlace en mi blog? Resulta muy interesante para profesores de español en el extranjero.
    ¿En qué ciudad estás trabajando? Yo soy auxiliar de conversación en Inglaterra, es mi primer año y la verdad es que cuesta bastante ya que la formación recibida para desempeñar este puesto es escasa.
    Intentaré seguir tu blog a menudo, un saludo.

  11. ¿en qué parte? ¿cómo te puedo enviar un mensaje privado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: