El ordenador en clase según un niño de 11 años.

por Maribel González Martínez

La otra tarde tuve una curiosa conversación con uno de mis alumnos. A mí se me había ocurrido que como tarea de escritura podía ser interesante crear una historieta con pictogramas. (Si era o no lo más motivador del mundo es otra historia). La cuestión es que me parece interesante transmitir los comentarios que me hizo el alumno sobre su visión del uso del ordenador en clase. Todo empezó así:

– ¿Qué hacemos hoy? -Me preguntó.

– Pues, hoy vamos a escribir una historia con pictogramas.

– ¿Qué es eso?

– (Explicación).

– Vale…

Hay comenzamos a ver las imágenes que había llevado y ver qué íbamos a escribir, etc. Entonces, llegó el momento en el que le dije:

– Ahora, vamos a escribir. Toma el bolígrafo y el lápiz para escribir.

– ¡Uffffff! No quiero escribir. Ya no estoy en el colegio. No me gusta escribir a mano.

Yo me quedé un poco sorprendida y le pregunté la razón a lo que me contestó que escribir a mano es muy lento y aburrido. Lo acompañó de la representación típica de un niño inclinado sobre la mesa haciendo un gran esfuerzo. Me comentó que escribir en el ordenador es mucho más rápido y sencillo, por tanto lo prefería a lo primero.

Seguidamente me preguntó:

– ¿Es verdad que en España el año que viene vamos a tener ordenadores en clase?

Yo le dije que eso habían dicho pero que era probable que no fuese así. A la cara de desilusión siguió el comentario de que estaría bien que en la escuela hubiera ordenadores como en Japón. Yo no lo sabía pero parece ser que allí los contenidos están digitalizados y a cada niño le dan una pila de cedés con la asignaturas correspondientes para que trabajen en el aula. A mi alumno le parecía fantástico poder tener todos los libros en un mismo sitio y poder darle a un botón para abrir la página del libro que quisiese.

Yo estaba tan fascinada que seguí preguntándole:

– ¿Qué harías con el ordenador en clase?

– Pues, conectarme al messenger y hablar con mis amigos. Les preguntaría qué han puesto en la pregunta tal o cual.

A mí me pareció el clásico método de las notitas en clase sólo que en versión moderna. También me dijo que así era más fácil copiarse. Su propuesta era que el más listo de la clase hiciera los deberes y los demás se copiasen. Yo le pregunté qué iba a aprender haciendo eso. Es decir, ¿qué aprendes si sólo copias? No sabes si es correcto o no.  Además, los profesores pueden saber si te has copiado o no.  Cuando escucho esta afirmación se quedó estupefacto. ¿Cómo? Me preguntó. Yo lo dejé con la intriga.

También me comentó que sería estupendo poder mandarle los deberes a la profesora por email. Más simple y rápido no podía ser. Luego la profesora corregiría y todo solucionado. Por otro lado, estuve indagando sobre las cosas que hacía en internet:

– Bueno, ¿Y tú qué haces en internet?
– Pues, uso el messenger, el facebook, busco fotos sobre coches del futuro, el futuro del planeta, etc.

Me hizo una descripción del tipo de coches que habrá en el futuro, me habló de un combustible hecho con hojas (biodiesel, pero el no sabía que existía esta palabra), de que no tenía ruedas,  de que había varios prototipos, etc. Es fascinante ver lo curiosos que son los niños y la forma en que satisfacen esa curiosidad.

Otro comentario digno de mención fue:

–  En la pizarra digital nos ponen ejercicios para bebés.

– ¿Para bebés?

– Sí, para niños de 7 años.

– ¡Ah! Claro, y tú ya tienes 11 años. Ya no eres pequeño, ¿A qué no?

Ésta fue más o menos la conversación que tuve con mi alumno.  Fue interesante porque normalmente estamos acostumbrados, como profesores, a leer lo que otros docentes comentan sobre el tema; sin embargo, no había tenido de oportunidad de saber qué piensan los niños sobre este tema. Finalizaré comentando que he intentado reconstruir lo mejor posible esta conversación, aunque no debemos olvidar que se trata de una reconstrucción y no una transcripción de una grabación.

Bookmark and Share

Anuncios

5 comentarios to “El ordenador en clase según un niño de 11 años.”

  1. Qué bueno… dice mucho el chico sobre el futuro cercano, plantea retos a docentes y autores de materiales, despeja la incógnita -para quien la tuviera- de la relación de esta generación con la red… Gracias por compartirlo.

  2. Creo que, si tuviese su edad, pensaría igual. Cuando un niño va a la escuela tiene curiosidad por aprender, pero lo que hacen ahora en clase no les provoca la mínima curiosidad. Hay que recuperar la ilusión por aprender y eso se puede conseguir usando las herramientas de su época, no las del siglo pasado.
    Un saludo.

  3. ¡Qué puedo decir! Estoy totalmente de acuerdo con los dos. POr el contacto que he tenido en las clases de apoyo con los niños, he podido constatar que son curiosos por naturaleza. Eso sí, lo que ocurre es que la forma en que les presentamos las cosas no les interesa para nada. Sin embargo, cuando los dejas solos mira lo que son capaces de aprender. Supongo que los subestimamos y sólo contemplamos una manera de hacer las cosas;la nuestra, la de los adultos.
    Tampoco nos sirve de nada cerrar los ojos a la realidad.
    El medio en que nos desarrollamos influye en nuestra forma de interactuar con el mundo. Está claro que los niños ahora tienen a su alcance herramientas que los niños de hace 30 años no. Eso cambia las cosas. Usaré un ejemplo muy manido: el videojuego. Se acusa a este tipo de actividad de hacer zombies o de improductiva y, sin embargo, esta concepción es errónea. Para jugar con un video juego y tener éxito en la misión has tenido que desarrollar habilidades bastante complejas y estrategias.

    En fin, lo dejo aquí porque no quiero extenderme mucho más en el comentario.

  4. Muy interesante, sí.
    Gracias Maribel.

    Me quedo con dos afirmaciones para reflexionar:

    ‘Escribir a mano es aburrido (100% de acuerdo)’.
    ‘En la PDI nos ponen ejercicios para bebés’.

    Y sí, uno de los retos ante los que nos enfrentamos a diferenciar la información buena de la que no lo es. Hace tiempo leí en algún periódico, que la gran mayoría de los internautas españoles no sabrían identificar un bulo en internet.

    Manos a la obra 🙂

  5. Mucha tarea es la que hay por delante. Estoy contigo que hay que ponerse manos a la obraa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: