Revisando VI: Aprender, aprendizaje,…

por Maribel González Martínez

En este nuevo post dedicado a la revisión, que voy haciendo a ratos y cuando me acuerdo, me voy a centrar en qué nuevas cosas he aprendido sobre el aprendizaje.

Con el permiso de Iñaki (Ibilbidea), aplico su técnica de reflexionar a partir de las definiciones. Luego añadiré lo que escribí hace dos años y los nuevos conocimientos que estoy adquiriendo. Así, según la RAE aprender es…

  1. Adquirir el conocimiento de algo a través del estudio o la experiencia.
  2. Concebir algo por meras apariencias, o con poco fundamento.
  3. Tomar algo en la memoria.
  4. ant. prender.
  5. ant. enseñar, transmitir conocimientos.

Interesante descripción, sobre todo, me llama la atención que enseñar se proponga como un antónimo de aprender. ¿Realmente lo es? No lo tengo tan claro porque con cada clase aprendo un poco más sobre cómo enseñar y me doy cuenta de las muchas cosas que todavía me quedan por mejorar. De esta definición me interesan mucho las entradas una y tres. ¿Por qué? Porque aprender es un proceso psicológico y neurobiológico que se produce en nuestro cerebro y en el que intervienen varios factores como la memoria (a largo y a corto plazo), el componente emocional, la motivación (otro día dedicaré un post al tema de la motivación porque ahora tiene una perspectiva nueva para mí), la personalidad, las habilidades que como individuos tenemos para aprender idiomas, la atención,…

Hace dos años definí la tarea de aprender así y, por aquel entonces, he decir que me resultó bastante difícil este ejercicio:

Aprender supone tener la motivación y el deseo de adquirir los conocimientos y las herramientas necesarias para alcanzar nuestro objetivo; además de crear todo tipo de oportunidades para probar los conocimientos que se van teniendo.

¿Qué creencias implicaba esta definición? ¿Qué puedo comentar sobre las mismas?

  1. cuando hablaba de conocimientos y herramientas me refería a la gramática (reglas de la lengua), vocabulario, pronunciación, cuestiones culturales, etc.;
  2. presuponía que el alumno había de tener motivación o estar motivado porque -esto es una creencia- creo que para que se produzca el aprendizaje ha de existir este factor que yo identificaba con el deseo por hacer algo. Sin embargo, ahora sé que la motivación implica algo más que tener un deseo, ya que ésta moviliza toda una serie de estrategias y habilidades para conseguir el propósito deseado.
  3. Para terminar, también añadí que el alumno ha de crear o aprovechar todas las oportunidades que se le presenten para ponerse a prueba. Aquí no tuve en cuenta factores como, por ejemplo, la personalidad o el entorno.

Después de leer a Williams y Burden añadí lo siguiente:

  • Desde el punto de vista del constructivismo supone muchas cosas más: a nivel personal produce cambios porque incorporamos nuevos conocimientos que nos hacen tener más herramientas con las que interpretar el mundo. En el caso de los idiomas se adquiere una serie de claves culturales diferentes, así como una forma nueva de poder describir el mundo que nos rodea.
  • Supone un proceso cognitivo y emocional.
  • Sin duda, tiene mucho que ver con nuestro autoconcepto.
  • Se produce a lo largo de la vida.
  • (continuará…)

Bookmark and Share

Anuncios

4 Responses to “Revisando VI: Aprender, aprendizaje,…”

  1. Una entrada muy interesante. Me gusta como has recogido una definición de diccionario -mujer, no me pidas permiso para reflexionar a partir de definiciones, porque ni soy el único que lo hace ni el primero en haberlo hecho; pero gracias por el guiño-, tus anotaciones del pasado y tus pensamientos presentes. De hecho, si te soy sincero, más que tu reflexión sobre el aprendizaje me ha interesado más tu manera de realizarla. Creo que, otra vez más, nos has dado una muestra de cómo actúa una profesora reflexiva que intenta comprender mejor sus creencias y prácticas docentes para luego reconducir sus acciones.

    Cambiando totalmente de tema, me gusta la nueva plantilla de tu blog. Eso sí, te diría que probaras a justificar el texto de las entradas, creo que le puede dar mejor apariencia.

    Un abrazo.

  2. Muy interesante, Maribel.

    Yo también ando cuestionándome últimamente esa distición que se hace entre el enseñar y aprender “como si fueran antónimos”. Para mí que el buen profesor nunca debería dejar de ser también buen alumno.

    Muchas gracias por tus reflexiones, Maribel.

  3. Iñaki, muchas gracias por el consejo. Intentaré seguirlo, sobre todo porque si la gente lo va a ver mejor así, no hay más que hablar. En cuanto a la forma de reflexionar que tengo, pues, supongo que siempre ando buscando el punto de referencia para ver si ha habido alguna modificación. Al fin y al cabo, si puedo demostrar el cambio quedará patente que he aprendido. No hago otra cosa que airear mi proceso de aprendizaje de la profesión docente :). En cuanto a lo del permiso, pues, me apetecía hacerte un guiño ;).

    Un abrazo

    Eva, la verdad es que los profesores, como cualquier otro profesional o persona trabajadora, andamos aprendiendo; aunque muchas veces lo hacemos de forma totalmente inconsciente y sin saber que lo estamos haciendo. En cualquier caso, supongo que se opone enseñanza a aprendizaje por la concepción que se tenía cuando se elaboró la definición. (Desde luego, vaya rollo que te estoy metiendo…).
    Gracias a ti por pasarte por aquí y dejar un comentario 🙂

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: