Revisión y valoración (I)

por Maribel González Martínez

Aprende del pasado, vive en el presente y crea el futuro. Un pensamiento que va muy acorde con el trabajo reflexivo.

Llevo varios días releyendo cosas que he escrito o escribí hace ya un año y medio en este portafolio. (El tiempo vuela). Esta relectura está motivada por un deseo de valorar el trabajo realizado en este portafolio con el fin de establecer qué cambios, transformaciones o reestructuraciones se han producido. Es una tarea que tenía pendiente y que debo anteponer a cualquier otra cosa que viniera haciendo. Esta necesidad de valoración se ha revelado como algo imprescindible si quiero continuar avanzando. Por tanto, desde hoy y en artículos sucesivos

A simple vista se puede ver, por ejemplo, que la frecuencia de publicación ha disminuido. En estos momentos publico una vez a la semana y no dos o tres como lo he venido haciendo. Esto me lleva a plantearme varias preguntas: ¿Qué significa esto? ¿Ha disminuido mi actividad reflexiva? Empezaré respondiendo a la segunda pregunta con una negativa. Mi actividad reflexiva no ha decrecido; si no que continua al mismo ritmo. Sin embargo, lo que ha sucedido es que se han transformado las motivaciones para la escritura y eso afecta al planteamiento de este espacio.

¿Qué objetivos perseguía cuando empecé a utilizar esta herramienta? Cuando Manuel me ofreció ser sujeto de estudio lo acepté sin pestañear porque me pareció una oportunidad de mejorar. Sí, quería (y quiero) mejorar mi trabajo como profesora. ¿Qué quería hacer mejor? Ahí está la clave para entender otro de los cambios o transformaciones que he sufrido. Mi intención era conseguir enseñar más eficazmente, así como que mis alumnos aprendieran más y mejor. ¿Cuál es el problema de este planteamiento? Que lo contemplaba como objetivo a corto plazo y, además, no tenía ni idea de cómo era como profesora. Es decir, no era consciente de las ideas que albergaba sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje y los factores que influyen en el mismo: el desarrollo de la clase, mi visión sobre la gramática, las ideas preconcebidas sobre las actitudes y aptitudes de los alumnos, los materiales con los que trabajaba y un largo etcétera. Todo lo mencionado anteriormente, eran como las fichas de un puzzle que no terminaban de encajar. Lo que empezó siendo un deseo de mejorar las clases, terminó convirtiéndose en el descubrimiento de las creencias sobre las que se asentaban mis clases a través de diversas lecturas y las respuestas a las preguntas y dudas que éstas me iban planteando.

(Continuará)

Crédito: http://www.flickr.com/photos/29863384@N04/2846761626

Anuncios

One Trackback to “Revisión y valoración (I)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: