Sigo profundizando…

por Maribel González Martínez

El capítulo tres de Didáctica de la Segunda Lengua en Infantil y Primaria (Bikandi) está dedicado a la adquisición de la segunda lengua. Hace mucho tiempo leí cuestiones relacionadas con este tema porque quería saber cómo funcionaba este proceso. El problema fue que encontré mucha información teórica que, quizá, no estaba preparada para comprender por completo. De este modo, quedaron en mi cabeza flotando toda la terminología y los conceptos; sin embargo, no estaban vividos -ahora me doy cuenta de lo importante que es tener la experiencia directa, haber experimentado esas cosas-. Sí, podía distinguir o explicar qué podía ser esto o aquello pero siempre quedándome en la superficie. Por esta razón, la lectura de este capítulo y la forma en que se exponen la información me ha resultado tan provechosa -Quizá, si leyese de nuevos los libros sobre lingüística aplicada a la enseñanza de segundas lenguas podría entenderlos mejor ahora-. Ahora me doy cuenta de que hay cosas que sólo se asimilan cuando se está preparado para ello.

La cuestión es que hay varias cosas que se exponen en este capítulo que me han parecido esclarecedoras. Por un lado, están las cuestiones relacionadas con el habla del profesor y el material de entrada que recibe el alumno. Desde que comencé de forma institiva hice lo que hacemos todos cuando queremos entendernos con alguien que no habla nuestra lengua: echar mano de los gestos, hablar muy despacio, recurrir a las traducciones, usar imágenes, usar frases muy sencillas, hablar solo en presente, … He pasado mucho tiempo en ese estadio de creencia: hablo así porque necesito comunicarme con mis alumnos y ellos conmigo. Ahora, me doy cuenta de que no sólo se trata de eso; si no que, también, se trata de que a base de recibir este tipo de información el alumno puede ir construyendo poco a poco estructuras, incorporando vocabulario, memorizando, comprendiendo, etc. Al fin y al cabo, los profesores somos un modelo de hablante a seguir.

De este capítulo me han parecido muy interesantes también todos los cuadros de resumen que aparecen y las diez ideas básicas que aparecen para potencias la adquisición de la L2. Entre ellas, me ha llamado especialmente la atención la número de 10:

“Que el alumno aprenda a preguntar es clabe para que pueda lograr más input y comprender mejor el que recibe. Es necesario entrenarle en la formulación de preguntas.” Uri Ruiz Bikandi

Este punto me ha hecho pensar porque, evidentemente, como profesora, yo me paso el tiempo haciendo preguntas para ir sacando información, pero, ¿y mis alumnos? ¿Fomento suficientemente que aprendan a hacer preguntas? (Me asaltan las dudas).

Otro punto que me ha parecido muy importante es el número 8 en el que se exponen cuáles deben ser las habilidades del docente para facilitar la adquisición. (ideas para examinar la grabación y retomar el libro de coaching).

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: