Poniendo orden en el caos.

por Maribel González Martínez

Estoy aprovechando estos días para poner un poco de orden en el caos. De vez en cuando, hago un repaso para ver si puedo afinar más con las etiquetas del blog para que la información quede todavía mejor clasificada. Me parece que tengo que añadir una etiqueta para los alumnos y otra para los materiales. También voy haciendo resumen y recopilación por escrito de las cosas que he ido aprendiendo sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje y el posible impacto que ha tenido en mis clases en función de lo que he ido escribiendo y registrando en las programaciones. Mi intención es recopilar las cosas que he aprendido y he aplicado en clase a través de ejemplos. También estoy volviendo sobre mis pasos para ver qué he hecho en clase con cada uno de los grupos que tengo y haciendo unas fichas donde explique el itinerario que he seguido hasta la fecha con cada uno de ellos. Hago esto porque no me ciño a un manual concreto -esto tiene sus incovenientes- y necesito tener muy presente qué he hecho con cada uno de los grupos o personas a los que he dado clase. La finalidad es no repetirme, también me apunto los materiales por la misma razón y, por supuesto, para tener en cuenta qué nos queda por delante. De todos modos, aunque no siga un manual concreto como material base para trabajar en clase, sí sigo los contenidos que marcan para trabajar con una guía para no volverme más loca de lo que estoy. Por otro lado, dado que estamos casi finalizando el año y que para mí se cierra el “curso”, por así decirlo, me parece un buen momento para fijarme en las cosas que he hecho y lo que me propongo poner en práctica en las próximas clases tanto a nivel reflexivo como de actuación en clase. Así que, por todo esto ando pasando y repasando los informes y programaciones de clases que tengo para cada uno de los grupos y alumnos que tengo. Me he dado cuenta de que tengo muchas ideas garabateadas, muchos planes de clase escritos a mano -el viejo método amanuense me sigue acompañando porque para algunas cosas me funciona mejor- y tengo que poner más orden todavía. Como siempre, en todo esta reordenación seguro que encuentro ideas que se habían quedado en el cuarto del “olvido”. Por lo pronto, viendo las programaciones me he dado cuenta de que has dos cuestiones a partir de las cuales programo: Aspectos gramáticales o centros de interés (temas de vocabulario). Hace unos meses me había estado centrando en averiguar cómo programaba una sesión y he descubierto algunas cosas ahora que también lo veo con la perspectiva de la programación seguida a través de los meses.

Anuncios

6 comentarios to “Poniendo orden en el caos.”

  1. Creo que una buena forma para no “volverte loca” con tantas programaciones es que vayas creando tu “propio” material de actividades a raíz de las que habitualmente utilizas. Yo organizo mis actividades (o tareas) por nivel y las voy almacenando en mi ordenador, así cuando he de trabajar algún aspecto gramatical pues sé de qué actividades dispongo. Después, por supuesto, las actividades se amplían o se modifican según los intereses y necesidades de los alumnos, pero partes de una base.

  2. Sí, eso es lo que voy a hacer 🙂 . Tengo que hacer un gran esfuerzo por reordenarme porque he ido generando materiales en estos últimos 6 meses y no he tenido tiempo de clasificarlos adecuadamente. Aunque, más que falta de tiempo, creo que ha sido falta de perspectiva y de inconsciencia. Es decir, he ido creando actividades pero no las he clasificado bien o las tengo ahí amontonadas junto a las demás. Ha primado el impulso creativo sobre impulso de orden. De modo que, a veces, pierdo mucho el tiempo buscando cosas porque no están bien clasificadas. ¡Ay! A ver si ordeno, además de por nivel, por aspecto gramatical o por centro de interés…

  3. Hoy voy a hacer de abogado del diablo, si te molesta, no dudes en dcírmelo.
    Es curioso que tus programaciones giren en torno a dos ejes que (desde mi percepción) parecen tan alejados de lo que consideras que debe ser el objetivo de tus clases. ¿Estás segura de que es así? Y sii es así ¿no hay una disociación entre el objetivo de enseñanza al que aspiras y el que ejecutas? No valdría la pena volver a mirar esas programaciones y ver cuál era el objetivo planteado y cómo lo llevaste a cabo.

  4. No me molesta en absoluto que hagas de abogada del diablo; es más, está estupendo 🙂 y puedes tomar ese papel siempre que quieras.

    La verdad es que me me está haciendo pensar eso que explico en el post sobre las programaciones y mi hipótesis es que tiene que ver con la reestructuración y reajustes que se están produciendo en mi cabeza. Además, creo que tiene que ver con el hecho de que a veces estamos tratando un centro de interés al que le he asociado un area gramatical y me he dado cuenta de que necesita más práctica. Entonces he tenido que planificar una clase de gramática para conseguir mis objetivos. No sé si me explico. Es decir, la gramática está dentro del centro de interés, así como las destrezas, el vocabulario, etc. Creo que no lo expliqué bien: La gramática no es el objetivo y el centro de interés tampoco. ¿Está más claro o sigue siendo una incongruencia? Bueno, voy a garabatear un rato a ver si saco las ideas sobre esto a flote y les encuentro sentido.

  5. No sé, pero piensa si la gramática al igual que el léxico o las funciones son piezas del puzzle que necesita el laumno para conseguir comunicaciones exitosas. Y es por eso que la gramática está ahí, en tu programación, pero si afirmas que la gramática es uno de los ejes en torno a los cuales programas es como decir que primero piensas en el objetivo gramatical y luego en qué pueden hacer con eso los alumnos. POr lo que yo he ido leyendo no parece que procedas de ese modo.
    Creo que tienes que buscar una expresión más concreta que te ayude a ver de qué tipo son tus programaciones, cuál es el objetivo final de la programación, no solo el andamiaje que has de construir para llegar a éste.

    Yo tampo sé si me he expresado bien, a estas horas…

  6. Bueno, Vicenta, sí te has explicado bien o yo creo haberte entendido 🙂 . El caso es que he descubierto que mis impresiones sobre las programaciones eran incorrectas después de llevar a cabo unas observaciones. He intentado explicarlo en el post de hoy, a ver si lo he conseguido. Es complicado explicar el proceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: