Las actividades dicen qué…

por Maribel González Martínez

pienso yo como profesora, cuál es mi perspectiva y mi forma de enseñar la lengua. Esta idea me parace muy interesante, ya tengo otro punto más para investigar mi actuación docente. ¿Qué tipo de actividades hago en el aula? ¿Qué tipo de actividades llevo para practicar la gramática? ¿Y el vocabulario? ¿ Y las destrezas? ¿Cuáles son las más eficaces?

¿De dónde sale esta idea? De la lectura del capítulo dedicado a las actividades en la clase de lengua en Estrategias de reflexión sobre la enseñanza de idiomas. Una de las razones que me ha llevado a este capítulo es que en el curso de gramática nos están haciendo pensar sobre qué actividades son más eficaces para conseguir el aprendizaje de la gramática.

¡Ah! Otra idea importante: “Los alumnos dan sentido a la actividad que realizan, le aportan su propio significado”. De ahí que haya gente que después de hacer la actividad piense que no le ha servido de mucho y otros, en cambio, crean que ha sido interesantísimo. Aunque, como en todo, habrá un punto intermedio y no este abismo tan grande que yo planteo aquí.

Otra idea que me parece destacable a este respecto es que los profesores, aún trabajando con un mismo material, no demos el mismo enfoque. Nosotros podemos darle vida o matar un texto. No sé si me explico…

Algo muy importante a tener en cuenta: ¿Qué es una actividad? Según Lockhart y Richards se trata de “una tarea que sirve para lograr un objetivo concreto de enseñanza y aprendizaje”.
Veamos, si atendemos a la definición de aprendizaje eficaz que se hacen Williams y Burden, tenemos que decir que:

  1. La actividad debe tener interés para el alumno y debe conseguir que se involucre para resolverla.
  2. Tienen que estar ajustadas al nivel del alumno.
  3. Tiene que ser una actividad con unas instrucciones claras. El alumno tiene que saber qué tiene que hacer.
  4. Tiene que servir para lograr el objetivo que nos hemos marcado. Asimismo, debe tener relación con lo que estudiamos en clase, por tanto debe estar inserta en un contexto.
  5. Si tenemos en cuenta que el aprendizaje se produce a través de la interacción entre los alumnos, tendremos que proponer actividades encaminadas en esta dirección. Es decir, los alumnos tienen que interactuar para conseguir resolverla.
  6. Debe capacitar al alumno para que pueda usar los conocimientos que ha adquirido a través de la tarea fuera del aula.

Antes de llevar a clase una actividad hay que plantease mucha cosas -por cierto, estoy leyendo Planificación de clases y cursos de Tessa Woodward porque quería mejorar mi trabajo en este sentido. Cuando realicé el CAP, me enseñaron cómo realizar un unidad didáctica; sin embargo, nunca recibí el feedback y los comentarios pertinentes relacionados con su puesta en práctica. Eché de menos que el profesor-tutor entrase conmigo a la clase -no para que controlase a los niños- si no para que tomara notas y me explicase qué había hecho mal y qué podía mejorarse. Ahora, gracias al curso de gramática y las lecturas que realizo, me doy cuenta de la cantidad de tipos de actividades que hay y los objetivos que hay detrás de ellas. Nunca se me había ocurrido verlas desde este punto de vista. No se trata simplemente de que un ejercicio de rellenar huecos pueda adscribirse aun enfoque de ensañanza concreto, va mucho más allá de eso. Ha sido mágico descubrir que hay una serie de criterios a los que nos debemos atener para elegir nuestras actividades y llevarlas a clase. Leyendo el libro Woodward estoy aprendiendo a ver las cosas desde otro punto de vista. P. ej., el tiempo siempre ha sido otras de las preocupaciones que tenía -¿cuántos ejercicios podía hacer en el tiempo que tenía asignado para la clase?-; pero, no veía esta cuestión desde la percepción de la concentración. Es decir, no tenía en cuenta que nuestros niveles de concentración van de menos a más y después a menos. Se producen una serie de picos en los niveles de concentración. Lo curioso es que como alumna sí soy consciente de ello y lo tenía muy en cuenta a la hora de planificar los exámenes en la universidad. Sabía que para mi nivel de concentración era mejor no dedicar horas y horas a una misma materia, tenía que estudiar varias materias en un día para poder asimilar todos los conocimientos.

Continuará…

Anuncios

3 Trackbacks to “Las actividades dicen qué…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: